Axxon firma convenio de metodología de mejora de procesos CRM

Axxon Consulting, consultores en soluciones de negocios, suma una alianza estratégica con The Customer Framework (TCF) consultora líder especialista en gestión de clientes. Este acuerdo permitirá ofrecer una evaluación desde un enfoque estructurado de su capacidad de gestión de clientes integrando lo digital, social y móvil con los enfoques de Customer Management tradicionales, aplicando ´benchmark’ con las normas del mercado y prácticas de clase mundial.

TCF posee la licencia de Schema® IP, metodología que mide y compara la capacidad del consumidor final, lo que permite hacer más rentable los negocios a las empresas BtoC (relación Bussines to Consumer). SCHEMA es el standard mundial de benchmarking para procesos de clientes, con una base de datos única en el mundo con más de 1000 empresas que permite comparar la madurez de procesos de clientes de una empresa contra los mejores, para elaborar planes de mejora basados en datos duros y no en sensaciones.

La metodología consta de varias herramientas que permiten definir el estado actual (comparado con los mejores de la industria) y definir el estado futuro deseado (visión) y priorizar las acciones necesarias para llegar desde el estado actual a la visión.

La nueva alianza permite a Axxon abarcar la totalidad del espectro de clientes de CRM, ya que se suma a la metodología que tiene para el mercado BtoB (Business to Business).

“Esta incorporación nos permite trabajar en todos los procesos de negocio agregando cada vez más valor. Así, optimizamos nuestros servicios de consultoría al poder estimar el rendimiento de las organizaciones en relación con sus clientes”, asegura Francisco Nelson, socio y director de CRM de Axxon Consulting.

La importancia en contar con metodología específica para cada mercado radica en que la relación con los clientes es naturalmente distinta entre uno y otro. Mientras que en los negocios BtoB (entre empresas), las organizaciones cuentan con pocos clientes y la relación es más profunda y los ciclos de venta más largos; en los BtoC (empresas a consumidor final) el volumen de clientes es mayor y la relación se basa en contactos más esporádicos.

Las organizaciones que adopten esta metodología podrán medir la capacidad de sus clientes; predecir los niveles de rentabilidad en base a objetivos claros orientados a los clientes; alinear equipos, dirección y prioridades entre unidades de negocios; tener un punto de partida concreto para medir futuras iniciativas y recopilar las mejores prácticas.

Deja un comentario