CRM, los errores que no podemos cometer

Con el paso del tiempo, como consumidores, le hemos dado cada vez más importancia a la experiencia que adquirimos al comprar un producto o servicio. Como empresa, es importante que la experiencia de compra de nuestros clientes sea siempre satisfactoria. Un error que no podemos cometer es pensar que la experiencia de compra termina en el momento en el que el consumidor adquiere el producto. Eso no es verdad. La experiencia de compra también tiene que ver con el seguimiento post- venta, pero, ¿Cómo podemos hacerlo? ¿Existe alguna herramienta que facilite esta tarea?

La forma de hacerlo es fácil, y claro que existe una herramienta que facilita esta tarea; se llama CRM.

El CRM (Customer Relationship Management) es una herramienta que nos permite dar seguimiento durante la preventa, venta y postventa de nuestros clientes. Lleva un registro de en qué fechas hemos tenido contacto con el cliente o prospecto, qué información se le ha mandado, que ha comprado, etc. Realmente contar con una herramienta así es contar con un “expediente” completo de quien nos está comprando o de quien nos puede llegar a comprar en el futuro.

¿Es importante tomar en cuenta la flexibilidad de un CRM al momento de decidir cuál comprar?

Claro que la flexibilidad juega un papel muy importante en un CRM, pensemos en lo siguiente:

Dos empresas que compran materia prima, producen y venden un producto final no lo harán de la misma forma. Esto es obvio. Cada empresa es diferente aunque tengan procesos similares. Sucede lo mismo con el seguimiento al cliente. Cada empresa tendrá la forma a la que mejor se acomode o a la que mejor le funcione.

¡Ahora lo más importante es contar con sistemas en la empresa 100% adaptables a nosotros!

Por Juan Carlos Duhne
Asesor de ventas KEPLER
www.kepler.com.mx

 

Deja un comentario