Ventajas y beneficios de un CRM SaaS

La posibilidad de utilizar un programa CRM SaaS, es decir bajo la modalidad Software as a Service o Software como Servicio, está impulsada el uso de este tipo soluciones de negocio en las PyMES. No tener que invertir en activos de tecnologías de información de alto costo, tanto hardware como software, son algunas de las ventajas y beneficios de un CRM SaaS que ha animado a muchas empresas a descubrir los muchos beneficios de este tipo de aplicaciones, simplemente mediante el pago de una mensualidad según usuarios.

El interés de las empresas, sean del tamaño que sean, por mejorar la gestión de los clientes y aprovechar las ventajas y beneficios de un CRM SaaS para gestionar también otros aspectos referidos a ventas, marketing, comercial, etc., ha animado a muchos proveedores a ofrecer múltiples productos SaaS, que dificultan la elección del más adecuado. Obviamente, cada PYME tiene que valorar sus necesidades, pero en términos generales es importante atender a estos criterios básicos para seleccionar una solución efectiva y evitar pérdidas de tiempo y dinero.

Fundamental: Recuerda que no todo es el precio.

Criterios para seleccionar según las ventajas y beneficios de un CRM SaaS

1- Comienza probando una versión demo gratis

El CRM es un sistema llamado a ser la aplicación central de muchos usuarios con distintos perfiles (equipo comercial, responsables de ventas, departamento de marketin). Lógicamente el personal TI tiene que considerar sus aspectos técnicos, pero es determinante contar con el visto bueno de los usuarios. Un buen producto CRM SaaS facilita versiones de prueba temporales para conocerlo a fondo entre todos.

2- Exige funciones completas y avanzadas

Que sea CRM SaaS no quiere decir que sean productos de menor calidad que los on-premise. Una solución CRM por suscripción óptima tiene que ofrecer también características amplias, como es el caso de la automatización de procesos de venta, de campañas de marketing, la gestión de email marketing, CRM Social, la generación de informes, etc.

3- Valora su escalabilidad

Proporcionar esas capacidades no quiere decir que haya que contratarlas todas obligatoriamente desde el principio. El software CRM debe ser modular para ir añadiendo las o eliminandolas según las necesidades del negocio.

4- Demanda una interfaz sencilla y su máxima adaptación a tu negocio

Tiene que ser una solución flexible que cubra las dinámicas de tus procesos, diseñados libremente con la estructura y componentes que desees. Debe adaptarse a tu negocio y no al revés. Cuanto más sencillo sea su uso, más aceptación tendrá entre los usuarios, aumentando su productividad.

5- Comprobar que permite entornos de movilidad

Esa productividad se incrementará si el acceso al software CRM es posible desde cualquier dispositivo móvil y cualquier navegador de Internet para que los usuarios puedan consultar y gestionar en todo momento los datos y procesos que requieran.

6- Verifica su seguridad

Los datos corporativos son el mayor valor de las empresas y su protección es prioritaria. Al evaluar un producto, hay que considerar meticulosamente las características del centro de datos (data center) en el que van a residir: si cumple las normas, si se aplican tecnologías de encriptación, qué planes de backup y disaster recovery ofrece, así como sus protecciones físicas (vigilancia, estrategias anti-incendio, otras).

7- Asegura la generación de roles y accesos controlados

El modelo SaaS no implica perder el control de la administración del sistema CRM. Una función clave es poder crear los roles que se requieran y proteger los accesos con passwords. Se puede determinar quién puede acceder a qué y cómo (leer/escribir/eliminar), con una completa trazabilidad de las acciones realizadas por cada uno de los usuarios.

8- Garantiza su integración y compatibilidad

El poder de un software CRM avanzado radica en su capacidad para integrarse con otros sistemas de la compañía. De esta manera, pueden compartir datos entre ellos, lo que facilita una visión 360º de los procesos que se gestionen, así como del negocio en sí. Por ello, resulta fundamental valorar su posibilidad de ‘diálogo’ con la infraestructura TI existente, sistemas operativos y aplicaciones. Entre estas, la conexión CRM y ERP resulta imprescindible.

9- Busca la robustez del fabricante

El auge de los programas CRM SaaS ha inundado el mercado de ofertas que no siempre son de calidad. Sopesa la experiencia, especialización y solidez del proveedor. Requieren referencias de clientes y estima su fidelidad. Comprueba su capacidad para proporcionar actualizaciones que te permitan contar siempre con la tecnología más puntera. Establece Acuerdos del Nivel del Servicio (SLA) en los que se detallen sus obligaciones y compromisos.

10- Complementa la tecnología con servicios de apoyo

El éxito del CRM SaaS en las PYMEs radica en la liberación de tareas e inversiones en tecnología. Aparte de una tecnología satisfactoria, es crítico contar con un servicio de soporte que facilite su puesta en marcha y resuelve cualquier incidencia que pueda surgir. Lo más recomendable es sumar al portfolio que ofrezca el proveedor la ayuda de un consultor CRM especializado en el producto elegido.

Con uno y otro, hay que valorar aspectos clave como formación, inclusión en el programa de guías para resolver de forma autónoma dudas y problemas; tipo de soporte al usuario y consultoría de negocio para mejorarlo optimizando el uso del software CRM.

Fuente: Orbit Consulting Group. Adaptado por la División consultoría de EvaluandoCRM.com

Adpatado por la División Consultoría de EvaluandoCRM.com

 

Deja un comentario