CRM: Cuatro pasos simples para articular la relación con clientes

La aplicación de las ideas de CRM a un proceso de marketing habitual puede articularse básicamente en cuatro pasos: identificación, clasificación, interacción y adaptación de clientes. Identificación Se trata de pasar de un conjunto de clientes anónimos, o parcialmente anónimos, llamados prospectos o posibles clientes, a un conjunto identificado del que se conocen sus elementos. La fase de identificación se apoya en tecnologías que permiten reconocer a un prospecto cuando éste se acerca a la…

Leer Más