Ganar un cliente o crear lazos de fidelidad: esa es la cuestión

Las empresas en crecimiento suelen dar gran importancia a los nuevos clientes pero, podría resultar contraproducente en el largo plazo apostarlo todo por el comprador de ocasión y olvidar a los clientes frecuentes. Un cliente satisfecho es aquel que ha obtenido lo que necesita; el problema es que se trata de una emoción pasajera que no necesariamente generará una segunda compra. Por el contrario, la fidelidad es el compromiso adquirido entre dos partes que va…

Leer Más